El ciclo de sobreexpectación Gartner 2020: De los sistemas de producción corporativa a los sistemas operativos digitales

Competitive Capabilities International (CCi), el productor de TRACC, una solución digital de mejora integral, ha sido incluido como proveedor de muestra de sistemas de producción corporativa en la Estrategia del Ciclo de Sobreexpectación para Operaciones de Manufactura de Gartner por sexto año consecutivo. Como sólo uno de los cinco proveedores de sistemas de producción que figuran en la lista, CCi mantiene su estimada posición como proveedor de lo que Gartner denomina ahora tecnología habilitadora de "tendencia dominante madura".

El informe parte de la premisa de que para lograr un desempeño de vanguardia, las organizaciones deben tratar las operaciones de manufactura como un activo de marca y desarrollar un sistema codificado de mejores prácticas que evolucione sobre la base de la madurez basada en el desempeño. Estas ganancias deben conectarse a un sistema operativo más amplio.

 

La evolución de los sistemas de producción en las empresas

Durante décadas, algunas de las organizaciones mundiales más importantes han utilizado sus sistemas de producción, inmersos en normas de desempeño y de mejora continua, como la principal fuente de ventaja sostenible. El principal objetivo de un sistema de producción es ofrecer ahorros y aumentos de eficiencia o exponer nuevas oportunidades de mejora a nivel de sitio o de función.

Las organizaciones que han hecho de la mejora continua la base de sus operaciones estarán bien preparadas para capitalizar los beneficios de la próxima generación de sistemas de producción corporativa que Gartner ha denominado "sistemas operativos digitales".

Habiendo entrado recientemente en el ciclo de sobre expectación, los sistemas operativos digitales representan un enfoque emergente de los sistemas de producción que armonizan los principios de mejora continua con la fabricación inteligente. 

Gartner identifica los siguientes siete componentes de un sistema de producción moderno:

  • Metas y objetivos
  • Organización y talento
  • Red de manufactura
  • Métrica
  • Visibilidad operacional
  • Enfoque del proceso
  • Tecnología

Las empresas modernas deben tomar decisiones casi en tiempo real basadas en datos precisos. Para ello, los líderes necesitan conocimientos precisos y relevantes sobre las operaciones en vivo. Por lo tanto, el nuevo enfoque digital reduce las limitaciones inherentes de los sistemas de base liviana establecidos, como el Sistema de Producción de Toyota (TPS), la manufactura de clase mundial (WCM) y la gestión de calidad total (TQM), que luchan por impulsar los niveles de velocidad y agilidad necesarios.

Adaptación al nuevo mundo del trabajo

Las organizaciones se encuentran en una coyuntura crítica en la que se entrecruzan lo lean y lo digital: las operaciones de manufactura deben ahora aprovechar las nuevas tecnologías para responder con mayor flexibilidad a los cambios de la demanda.

El ritmo de este cambio ha sido impactado significativamente por el advenimiento de COVID-19 y el conjunto de desafíos que la pandemia ha creado.

Las empresas con visión de futuro ya están tomando medidas para digitalizar la producción, así como toda su cadena de suministros. Tecnologías como grandes soluciones de análisis de datos, sistemas autónomos, hermanamiento digital y planificación en tiempo real de extremo a extremo, entre muchas otras, forman la base de los sistemas de producción de próxima generación.

Estas tecnologías garantizarán cada vez más que el trabajo transaccional se lleve a cabo y el reto de liderazgo será proporcionar una dirección estratégica al lado de la mejora del negocio.

Desencadenando un desempeño superior a través de la cadena de valor

Aunque los sistemas operativos digitales no cambiarán el propósito fundamental de los sistemas de producción corporativos, sí transformarán la forma en que se construyen y funcionan. Crearán una aplicación integrada de las tecnologías y la destreza digital con principios de mejora magra y continua que sirva para impulsar un desempeño superior en toda la cadena de valor de extremo a extremo. 

TRACC es una solución de mejora integral que ayuda a las organizaciones líderes a alcanzar resultados sostenibles en toda la cadena de valor mediante mejores prácticas y mejora de procesos de trabajo. Al sincronizar las mejores prácticas de referencia a nivel mundial a través de toda la cadena de valor, incluyendo a las personas, los procesos y la tecnología, TRACC permite a las organizaciones construir y optimizar de manera eficiente sus sistemas operativos digitales para lograr una ventaja competitiva en el nuevo mundo laboral.