4 pasos para superar los retos de la cadena de suministros

Es innegable que vivimos en un mundo VICA. Volátil, incierto, complejo y ambiguo: este es el telón de fondo en el que las organizaciones de manufactura deben luchar para mantener su ventaja competitiva. Enfrentadas a una serie de retos en la cadena de suministros, ¿cómo van a sobrevivir e incluso prosperar estas organizaciones en esta nueva realidad? Es una pregunta que me hacen a menudo, y mi respuesta es doble: desarrollar estrategias para crear resistencia operativa y centrarse en impulsar la mejora para la sostenibilidad a largo plazo.

En este momento, hay cambios sísmicos que alteran tanto la oferta como la demanda. El conflicto entre Rusia y Ucrania está afectando directamente al suministro mundial de alimentos y materias primas. También estamos viendo los efectos secundarios derivados de las sanciones impuestas a Rusia y la creciente crisis humanitaria en Ucrania. Si a esto le añadimos las interrupciones de la cadena de suministros de COVID-19, el impacto del Brexit y las ramificaciones del cambio climático, el resultado es una economía mundial en estado de agitación. Los retos a los que se enfrentan ahora los responsables de la cadena de suministros son muchos e incluyen el aumento de los precios de  energía, la disponibilidad limitada de materias primas, una posible crisis alimenticia y un aumento significativo de los gastos.

¿Qué medidas pueden tomar ahora los líderes para superar los retos de la cadena de suministro?

En esta época de cambios sin precedentes, los líderes deben adoptar un enfoque práctico para mitigar los efectos de la interrupción de la cadena de suministros. He aquí mis cuatro pasos recomendados para ayudarle a proteger su cadena de suministros a corto, medio y largo plazo.

 

  1. Poner en marcha reuniones de revisión operativa

A corto plazo, hay que centrarse en gestionar el impacto inmediato de la interrupción garantizando la solidez de las operaciones diarias. Recomiendo introducir reuniones de revisión diarias, semanales y mensuales que le den mayor visibilidad a todas las facetas de su cadena de suministro de principio a fin, y que impliquen al personal de todos los niveles, desde los operarios hasta la alta dirección.

Estas reuniones de revisión operativa deben centrarse en la escalada de problemas y la resolución de cuestiones clave. Los equipos deben establecer desencadenantes, indicadores clave de desempeño y señales de alarma sólidos que deben figurar de forma destacada en los objetivos de la organización y en las operaciones cotidianas. Por ejemplo, se puede considerar la creación de equipos de gestión de crisis para hacer frente a desafíos inesperados.

 

  1. Incorporar contingencias en la cadena de suministros

La solución a medio plazo para hacer frente a las interrupciones es incorporar a su cadena de suministro las contingencias, que pueden abarcar cualquier cosa, desde el inventario adicional hasta el uso de múltiples proveedores. Es probable que haya calibrado despiadadamente su cadena de suministros en función de la rentabilidad y la eficiencia, pero ahora debe pasar de una mentalidad de optimización de gastos a una mentalidad de longevidad y sostenibilidad del negocio. Crear contingencias tendrá un gasto, pero la inversión merecerá la pena a largo plazo.

 

  1. Desarrollar la capacidad del personal y aplicar procesos sólidos

A largo plazo, la clave para garantizar la resistencia en tiempos de crisis es crear una sólida cultura de mejora continua. Una base de buenas prácticas capacitará a sus empleados para adoptar un enfoque proactivo a la hora de resolver problemas e impulsar mejoras.

Para los líderes, esto significa cultivar un enfoque simultáneo en el funcionamiento y la mejora del negocio. Significa documentar, mapear y optimizar los procesos en toda la cadena de valor, y crear sistemas sólidos con interruptores y protocolos a prueba de fallos que garanticen la flexibilidad y la sostenibilidad.

 

  1. Revise su base de proveedores

Es esencial que revise periódicamente su base de proveedores, no sólo en función de los parámetros tradicionales de gasto y calidad, sino con vistas a incorporar a su red de contigencias y opciones de reserva.

En el momento álgido de la pandemia, por ejemplo, las empresas que sólo contaban con una única fuente de suministro tuvieron que reconfigurar sus cadenas de suministros, mientras que las que contaban con múltiples fuentes estaban mejor posicionadas para hacer arreglos alternativos. Asegúrese de tener al menos dos proveedores para cada suministro de importancia estratégica, y de que estén dispersos geográficamente.

 

Para los responsables de la cadena de suministros, VICA es ahora la nueva normalidad. Pero de este caos surge la oportunidad de un cambio estructural fundamental que anunciará una nueva era en la gestión de la cadena de suministros. Para garantizar el éxito a largo plazo, las organizaciones deberán contar con estrategias que les permitan anticiparse al riesgo, mitigar el impacto y responder con agilidad a cualquier eventualidad.

 

Acerca de Philipp Meier

Philipp Meier es Director de la Cadena de Suministros de CCi Europe. Tiene una amplia experiencia en la gestión de la cadena de suministro/de la cadena de valor de principio a fin y ha trabajado a nivel internacional en todo el espectro de la cadena de suministros, desde la planificación hasta la fabricación y la entrega, y más allá. Ha ocupado puestos de creciente responsabilidad en Unilever y Colgate-Palmolive en el Reino Unido, Alemania y México, y ha dirigido con éxito proyectos y equipos en las áreas de planificación de la cadena de suministro, CPFR, S&OP, almacenamiento, transporte, pedidos a caja, compras, manufactura y desarrollo de negocios.
Conozca más sobre la experiencia de Philipp y conéctese con él en LinkedIn aquí.

Póngase en contacto con nosotros hoy mismo para hablar de cómo podemos ayudarle a crear una cadena de suministros ágil y resistente.

Póngase en contacto con nosotros