Sistemas operativos y cadenas de suministros digitales: Por qué es vital perseverar a través de la publicidad

La manufactura está en el camino hacia lo digital. La adopción temprana de tecnologías de sistemas operativos digitales junto a la perseverancia darán frutos y allanarán el camino, en última instancia, hacia las cadenas de suministros digitales a gran escala.

Mirando hacia el futuro, ¿cuánto tiempo pasará antes de que las cadenas de suministros sean completamente digitales y los fabricantes planifiquen, produzcan, distribuyan y vendan en un sistema totalmente digitalizado?

Para 2025, una quinta parte de todos los productos manufacturados no tendrán ningún tipo de procesamiento humano, y sólo serán tocados físicamente por el usuario final o el consumidor. En otro ejemplo, con implicaciones para la próxima generación de dispositivos informáticos y de comunicaciones, y las tecnologías móviles, es la Ley de Moore -  donde la potencia de procesamiento de los chips de transistores de silicio se duplica cada dos años - será inminentemente obsoleta; el amanecer de la informática cuántica significa que los microchips infinitesimalmente pequeños llevarán inmensas capacidades de datos.

De hecho, las redes de valor de la próxima generación serán impulsadas por lo que la firma de asesoría global Gartner llama "sistemas operativos digitales" (DOS, por sus siglas en inglés). Estos combinan los pilares de producción lean establecidos cruciales y la mejora continua con tecnologías avanzadas para crear una cadena de suministros digitales más inteligente, ágil, conectada y predictiva, de la cual la operación de manufactura es una parte de una modalidad sincronizada e integral.

 

El giro hacia los sistemas y tecnologías digitales mejora el desempeño comercial y financiero

Las cadenas de suministros digitales han sido promocionadas durante algún tiempo por su potencial para impulsar mejoras y potenciar la competitividad. Hace tres años, el Centro para la Empresa Global estimó un aumento de ingresos del 10% y un recorte del 20% en los costos de adquisición mediante la adopción de herramientas y procesos de digitalización transformativa.

Esta es una de las muchas evaluaciones que concluyen que los sistemas y aplicaciones digitales permiten a una empresa rediseñar las iniciativas de cambio de paso en los procesos de producción, la satisfacción del cliente, la configuración de la demanda y la innovación. La manufactura rentable y la excelencia de los productos estandarizados siguen siendo fundamentales, pero lo digital puede forjar un nuevo valor integral.

 

El Centro para la Empresa Global estimó un aumento de ingresos del 10% y un recorte del 20% en los costos de adquisición mediante la adopción de herramientas y procesos de digitalización transformativa.

 

La mejora de la recopilación y el análisis de datos dirige una mejor estrategia y toma de decisiones; un ecosistema rediseñado en toda la infraestructura, la arquitectura del talento y los flujos de trabajo crea mejoras en el servicio al cliente y en la eficiencia de la producción. Comparadas con los promedios de la industria, el 45% de las compañías en etapas maduras de progresión digital reportan un mayor crecimiento de sus ingresos, y el 43% mejoran sus márgenes de ganancias netas. Y las organizaciones con capacidad avanzada tienen tres veces más probabilidades de superar el promedio de la industria que las que se encuentran en las primeras etapas de la progresión digital.

 

La transformación digital se está acelerando

En 2019, el número de empresas que invierten en la transformación digital se duplicó con respecto al año anterior. Un nuevo informe de la empresa de investigación de mercados International “Data Corporation” (IDC) calcula que, a pesar de la pandemia, los gastos en transformación digital se están expandiendo. IDC proyecta que tales inversiones crezcan a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 15.5% entre 2020 y 2023, con una inversión acumulada en estos tres años de 6.8 billones de dólares.

Evidentemente, los líderes de la mayoría de las empresas con grandes ingresos, huellas globales o perspectivas competitivas captan la promesa digital, o al menos su programación.

Pero la adopción de nuevas tecnologías suele ir seguida de una fase de aplicación no óptima, incluso de un retroceso. Y esto caracteriza incluso a algunas empresas de clase mundial. Gartner ha trazado un patrón discernible, observando un "ciclo de exageraciones" en forma de campana por el cual las tecnologías son rápidamente abrazadas y alcanzan un pico de adopción con expectativas infladas, antes de caer en lo que la consultoría llama un "abismo de desilusión". Estos conceptos, tecnologías o métodos vuelven a surgir, esta vez gradualmente, hacia una implementación más estandarizada, productiva y en toda la industria.

 

Esta pauta o tendencia refleja una combinación de obstáculos

Las estrategias no se planifican de forma holística y realista, ni se aplican de forma integral. Las decisiones de inversión se ponderan en función de proyectos más fáciles o de costos de capital más bajos, en lugar de priorizar las modalidades de mejora de los negocios. Lo verdaderamente atractivo de lo nuevo no se equilibra con la necesidad de retener y solidificar los fundamentos de las mejores prácticas de la economía ligera.

 

Los sesgos psicológicos juegan un papel

Incluso los líderes de negocios más duros y experimentados suelen tener un sesgo de optimismo. Los estudios de los economistas del comportamiento y los científicos cognitivos muestran que somos demasiado optimistas a corto plazo, y tomamos decisiones sin pensar de forma clara, coherente y exhaustiva en los posibles beneficios a largo plazo. El pensamiento impaciente e impulsivo se ve exacerbado en el contexto del Internet actual, que está llevando la curva del conocimiento de la humanidad a un gradiente extraordinario, el cual se prevé que pronto representará una duplicación cada doce horas. El pasado se está convirtiendo en una guía más pobre para predecir el futuro.

 

El pesimismo, incluso la desilusión, en tiempos inciertos

Igualmente defectuoso es un sesgo de negatividad que prevalece en el contexto de las principales noticias recientes. Esto puede sesgar las perspectivas y decisiones, como la pandemia, las incertidumbres de Brexit o la volatilidad geopolítica de la importante región económica de Hong Kong.

Realizada incluso antes de que se desentrañaran todos los efectos de COVID-19, una encuesta realizada a casi 1,600 directores ejecutivos de más de 80 países refleja un punto bajo en 10 años en los sentimientos en torno a las perspectivas económicas mundiales y el crecimiento de PIB.

Así pues, aunque los directivos entienden los beneficios y la necesidad de las nuevas tecnologías, sigue habiendo un cierto grado de aprensión a la hora de implementarlas, especialmente aquellas que implican IA, entre muchas organizaciones de manufactura y de la cadena de suministros.

 

La volatilidad y la ambigüedad inherentes a los negocios de hoy en día es precisamente uno de los retos contextuales que los sistemas digitales pueden ayudar a navegar.

 

Esta vacilación puede ser comprensible. Pero consideremos la creencia de Winston Churchill de que una crisis "nunca debe desperdiciarse". Manufactura inteligente, fábricas digitales, DOS: Estas ofrecen un enorme potencial. La volatilidad y la ambigüedad inherentes a los negocios de hoy en día es precisamente uno de los retos contextuales que los sistemas digitales pueden ayudar a navegar.

 

Cómo hacer la transición hacia el DOS a gran escala

La transformación conlleva desafíos; sin embargo, las empresas que ya cuentan con una base de mejores prácticas en cuanto a personas, procesos y tecnología están bien posicionadas para tener éxito a medida que avanzan hacia DOS a gran escala.

Además de tener una sólida base de mejores prácticas, las organizaciones también deben asegurarse de que su estrategia de implementación de DOS coincide con su actual estado de madurez. Determinar el nivel de madurez actual de una empresa debe ser el primer paso para trazar una implementación de DOS. Una evaluación de la madurez revelará el estado de referencia actual de la empresa y destacará las áreas de enfoque clave, lo que ayudará a trazar un proceso de implementación de la DOS que se centre en la adopción de nuevas tecnologías y procesos al ritmo adecuado.

 

Áreas de interés en la implementación DOS

La implementación efectiva de DOS requiere un enfoque sincronizado de las personas, los procesos y la tecnología, respaldado por las mejores prácticas. Sin embargo, para muchas organizaciones, el desafío es determinar por dónde empezar.

Las organizaciones deben centrarse en estas siete áreas para dirigir el curso de su implementación de DOS:

1. La estrategia, las metas y los objetivos del liderazgo.El ritmo del cambio requiere una proyección constante de las capacidades tecnológicas y de sistemas para el próximo año; las posibilidades en un plazo de cinco años; y las predicciones de cielo azul para una década más. Esta planificación estratégica de tres velocidades a través del canal permite centrarse en los requisitos actuales de competitividad, lo que podría generar pronto la ventaja de ser el primero en llegar, y las innovaciones que conllevan la posibilidad de catalizar los generadores de ingresos de cambio de juego. "El sagaz hombre de negocios hace previsiones constantemente", afirmó el eminente economista y matemático del siglo XX Irving Fisher.
2. Capacidad de organización, habilidades y cultura.Una implementación exitosa de DOS depende en gran medida de la capacidad digital de aquellos dentro de la organización. Como tal, las empresas deben reorientar las estructuras organizativas para una toma de decisiones inclusiva, así como impulsar activamente un cambio de cultura mediante la promoción de nuevos comportamientos y competencias.
3. Gestionar la red de manufactura.Con el apoyo de la tecnología moderna, la capacidad de manufactura debería gestionarse en toda la organización (incluidos los socios externos y subcontratados) para garantizar que las necesidades de los clientes se satisfagan y superen de forma coherente.
4. Rediseñar el ecosistema, centrarse en la métrica.Un ecosistema digital prepara la capacidad de aprovechar las asociaciones externas para mejorar la generación de valor, la respuesta del cliente y la innovación. Por ejemplo, la Nube Industrial Volkswagen es la plataforma abierta del fabricante, en desarrollo desde 2019 con Amazon Web Services, que agrega datos de todas las plantas, equipos y maquinaria de las 122 fábricas del Grupo. La visión es conectar, también, con su red global de proveedores de unas 1,500 empresas en más de 30,000 lugares. Las asociaciones de esta ambición ayudan a mantener el impulso de las progresiones digitales iterativas.
5. Promover la visibilidad operacional.Para que las organizaciones aprovechen todos los beneficios de la recopilación y medición de datos de plantas, equipos y maquinaria, también deben garantizar que los procesos y capacidades para compartir esta información en toda la organización estén en marcha. Implementar un DOS significa compartir datos a través de la organización global para impulsar mejoras de desempeño en cada sitio individual.
6. Mejora del proceso.Las organizaciones deben centrarse sistemáticamente en la mejora de los procesos para garantizar la producción de productos sin defectos que satisfagan las necesidades de los clientes. Esto puede lograrse centrándose en un trabajo estándar redefinido y normalizando los procesos para reproducir los éxitos en toda la organización mundial.
7. Tecnología.La adopción y optimización de la tecnología forma la base de cualquier implementación exitosa de DOS, permitiendo a una organización optimizar las actividades de manufactura diarias e implementar iniciativas de mejora global.

 

La postergación es el ladrón del tiempo

Evite distraerse con los cambios a corto plazo en los sistemas de sustitución o en las preferencias tecnológicas; ni con la disminución de los rendimientos marginales - o incluso con el capex con un período de recuperación decepcionante y no cumplido - ya que la automatización o las aplicaciones como la impresión 3D, los drones y el hermanamiento digital se vuelven menos inmediatamente innovadoras. Tengan en cuenta lo que la economía del comportamiento y la psicología nos dicen sobre nuestros prejuicios. El ganador del Premio Nobel Daniel Kahneman acuñó la frase "aversión a la pérdida" en su libro Thinking, Fast and Slow (Pensar rápido y despacio) de 2013: nuestras mentes responden reflexivamente a la pérdida potencial con más fuerza que a la ganancia correspondiente.

Los líderes que son lentos para hacer la transformación a digital - ya sea debido a una aversión al cambio o a la incertidumbre sobre dónde empezar - pueden ver a sus organizaciones sufrir en términos de ventaja competitiva en la progresión de tres a cinco años de los avances en la manufactura.

 

Priorizar

Para evitar el posible escollo de no transformarse con la suficiente rapidez, las organizaciones deben asignar inversiones a los problemas clave y a las oportunidades escalables. Cíñase al plan de tres a cinco años, pero recuerde que la perseverancia no debe significar una adhesión rígida. Reevaluar al menos anualmente en el contexto de un horizonte a más largo plazo, así como una revisión del panorama competitivo e industrial. La fluidez es un aspecto ventajoso de un DOS robusto y un ecosistema relacionado.

 

Comprenda el "ciclo de la publicidad" y actúe desapasionadamente

Al igual que las mejores prácticas establecidas y los métodos de mejora, el camino hacia el DOS de la empresa, dentro de una red de valor de próxima generación, requiere una planificación diligente, iniciativas iterativas y una implementación creativa. La manufactura inteligente se va a volver más inteligente. Los líderes serán aquellos que cuenten con una base sólida de mejores prácticas y se comprometan con la transformación de forma holística y oportuna.

 

Descargue la Guía de Uso: Gestión del Cambio Organizacional y conozca más sobre cómo liderar y gestionar una transformación digital exitosa en su organización.